lunes, 13 de abril de 2015

Cómo conducir de manera ecológica



Hoy en día casi todas las personas mayores de edad tienen un coche y las que no lo tienen, necesitan desplazarse de un lugar a otro donde requiere un medio de transporte a motor. El transporte público, desde luego es la mejor opción para desplazarse de un lugar a otro, pero los horarios y el tiempo no están a nuestro favor cuando decidimos movernos e ir en él. Si no es posible ir en bicicleta, andando o en transporte público, no tenemos más opción que coger el coche. ¿Cómo podemos realizar una conducción eficiente para minimizar la contaminación que vertimos a la atmósfera a la vez que ahorramos en combustible y dinero?






Con  una  conducción  eficiente  se  pueden  obtener  ahorros  medios de  carburante  del  orden  del 15%  y una reducción de emisiones de CO2 en la misma proporción. Accesorios del coche como el aire acondicionado, la luna térmica o las ventanillas bajadas aumentan el consumo de combustible. Así que siempre que se pueda no utilizar estas cosas y conducir con las ventanillas subidas. Otra técnica para ahorrar es no pegar tirones al coche, es decir, no salir bruscamente dándole un acelerón al coche. Siempre que puedas, mantén la marcha más larga, ya que tu coche estará menos revolucionado y consumirá menos combustible. Si tienes que llevar mucho peso, distribúyelo bien por todo el coche, de esa forma evitarás el uso de la baca que incrementa el consumo de combustible en un 39% ya que ofrece mayor resistencia al aire. Cuando vayas por pueblo, intenta tener una buena visión ya que así evitarás usar el freno. Al cambiar de marcha no revoluciones  el coche. Entre 2000-2500 en motores gasolina, y  1500 -2000 revoluciones en diesel. Si la parada que tengas que realizar es de más de dos minutos, como por ejemplo en un autoking o mcauto, apaga el motor. Un motor con el ralentí consume mayor carburante. 




Personas que suelen gastar unos 50 euros a la semana de combustible para el coche, realizando estas maniobras consigue ahorrar hasta 12,5 euros a la semana. Ese ahorro tiene doble punto positivo, menos dinero y menor contaminación atmosférica. Intenta buscar por internet otros consejos a parte de estos para la conducción y hazlos, verás como notarás un ahorro y mejora en el rendimiento de tu coche. Entre todos podemos contribuir a la calidad de nuestra atmósfera que al fin y al cabo es el aire que respiramos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario