lunes, 28 de julio de 2014

¿Por qué sudecen las tormentas de verano?



Hoy os vengo con un tema curioso al que solemos estar acostumbrados en estas fechas y en adelante y no le damos mucha importancia. Me refiero a las tormentas de verano. Esas tormentas eléctricas y muy violentas que tienen lugar en estas fechas y que no suelen durar más de 20 minutos. La cantidad de agua que cae es enorme y los daños en cultivos e infraestructuras pueden ser desastrosos. Pero, ¿por qué se producen estas tormentas?



Para poder explicar esto de manera sencilla, tengo que decir que es el gradiente térmico ambiental. Este gradiente es la diferencia de temperaturas que nos encontramos en el aire desde el suelo al cielo. Si en superficie la temperatura del aire es alta y en altura muy baja, diremos que el gradiente térmico ambiental es alto, ya que desciende mucho la temperatura. 
Nube tipo Cumulus humilis
Esta situación se da en verano, cuando los rayos del sol calientan enormemente la superficie de la tierra y hace evaporar el agua de su alrededor. A principio de verano, los campos aún tienen agua de las últimas lluvias de primavera y el sol hace evaporar esa agua. Al estar el vapor de agua más caliente que el aire de la superficie tiende a ascender, pero cuando en altura se encuentra con una masa de aire frío, el agua se condensa y da lugar a las nubes del tipo cumulus humilis (esas nubes que parecen algodones de azúcar).

¿Por qué está el aire de la atmósfera tan frío si está más cerca del sol? Os preguntaréis. Esto se debe a la corriente del chorro polar. Es una corriente que proviene del polo norte de aire muy frío que en verano desciende en latitud y llega a Europa. El alto contraste de temperaturas de caliente y frío provoca esa formación de nubes violentamente espesas y de desarrollo vertical. Esto es debido a que al encontrarse el vapor de agua con la temperatura tan fría desprenden el calor y se vuelven gotitas de agua. Desprenden tanto calor que se vuelve a evaporar y se vuelve a enfriar. Se forma un proceso en el que las propias gotas se alimentan de calor y se forman las nubes. De ahí a que la nube Cumulus Humilis se vuelva una nube Cumulus Congestus (de color gris oscuro). 

Nube tipo Cumulus Congestus

Cuando las nubes alcanzan los 10km de altura, se topan con el límite de la troposfera (capa de aire donde nos encontramos) y entonces alcanzan su máximo tamaño. Al alcanzar esta situación, la nube desprende toda el agua que tiene y al no darse más condiciones de formación de gotitas de agua, hace que estas tormentas sean violentas y cortas, ya que desprenden toda el agua acumulada de golpe. Por eso, las tormentas de verano no suelen durar más de 20 minutos.
Las nubes que provocan este tipo de lluvias son las nubes del tipo Cumulu Nimbus.

Tormenta de verano. Nube del tipo Cumulu Nimbus




Como curiosidad, las tormentas de verano pueden hacer aumentar el agujero de la capa de ozono ya que el vapor de agua generado por el intenso calor es un potente gas de efecto invernadero que hace aumentar la temperatura media del planeta. 








Formación de las nubes Cumulu Nimbus

Choque de aire caliente con frío y formación de un frente

El agua se desprende violenta y rápidamente

Con esto ya podéis saber por qué las tormentas de verano son tan violentas y tan cortas. Si tenéis dudas sobre algo de esto, no tenéis más que mandarme un correo a la dirección que viene en la pestaña de Contacta. También podéis dejarme un comentario tanto aquí en el blog como en la página de Facebook. Recordad, que quiero que conozcáis la naturaleza que nos rodea, y no me cuesta nada explicarlo otra vez. ¡Muchas gracias a todos por vuestra atención! ¡Y cuidado con las tormentas de verano!
 




2 comentarios:

  1. Maravillosa explicación, ya me ha quedado claro. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, me alegra haberte servido de ayuda =)

      Eliminar